El petróleo de Texas cayó 5,7 % y cerró en 57,91 dólares, mientras que el barril de Brent bajó 4,65% y terminó la jornada en 67,66 dólares

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cayó este jueves 5,7% y cerró en 57,91 dólares el barril, ante el temor de los inversores a que se prolongue la guerra comercial entre Estados Unidos y China, las tensiones en Oriente Medio y unos inventarios de crudo muy superiores a lo esperado.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en julio, nuevo mes de referencia, retrocedieron 3,51 dólares respecto a la sesión previa.

Los futuros del petróleo se hundieron aún más este jueves, por debajo de los psicológicos 60 dólares por barril, prologando las fuertes pérdidas en las sesiones previas ya que el mercado se prepara para una prolongada guerra comercial entre Estados Unidos y China, además de recibir con pesimismo datos de fabricación decepcionantes que pueden ser síntoma de una desaceleración.

Algunos analistas también señalaron como causa de la bajada del crudo el hecho de que las tensiones en Oriente Medio se están moderando, por lo que aumentará la oferta.

Foto: Pixabay

En Londres, por su parte, el precio del barril de petróleo Brent para entrega en julio terminó este jueves en el mercado de futuros en 67,66 dólares, un 4,65% menos que al finalizar la sesión anterior.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, concluyó la jornada en el International Exchange Futures con un descenso de 3,30 dólares respecto a la última negociación, cuando cerró en 70,96 dólares.

“El mercado ha registrado una severa venta de futuros del petróleo, ante la preocupación entre los inversores sobre las tensiones comerciales y los niveles de demanda”, afirmó el analista David Madden, de la firma CMC Markets.

“Los datos decepcionantes de manufactura en Alemania y Estados Unidos han jugado también un papel. El mercado ha tenido en cuenta asimismo el incremento en los inventarios estadounidenses anunciado ayer (miércoles)”, agregó.

Esos factores llevaron al Brent a caer hasta su mínimo nivel desde finales de marzo.

El agudo descenso marca un cambio de tendencia respecto a las últimas semanas, cuando el precio ha estado impulsado por el temor a que la oferta esté limitada en los próximos meses.