Negociadores chinos y estadounidenses mostraron optimismo durante meses, pero esto se frenó al momento de discutir cómo y cuándo Washington eliminará los aranceles a productos asiáticos

La Casa Blanca elevó las expectativas económicas por una posible reunión entre el  presidente Donald Trump con su par chino, Xi Jinping, para resolver la guerra comercial que desde hace nueve meses enfrenta a las mayores economías mundiales.

Negociadores de ambas partes mostraron optimismo durante meses, pero eso se frenó al momento de discutir cómo y cuándo Washington eliminará los aranceles a productos chinos.

El representante comercial de Pekín, Liu He, es esperado en la Casa Blanca para una reunión con el presidente Donald Trump, al cierre de una nueva ronda de negociaciones en Washington. Funcionarios estadounidenses dicen que las conversaciones están cerca de terminar de una forma u otra.

“Debe ser un buen acuerdo”, dijo Trump a periodistas en la Casa Blanca. “Si no es un buen acuerdo, no lo haremos”, añadió.

El año pasado, Trump emprendió una guerra comercial contra China en busca de reducir su abultado déficit comercial bilateral. El presidente acusó a Pekín de prácticas desleales de comercio y de robar tecnología, y le impuso aranceles a sus productos.