Detalló la autoridad de la institución que hay varias operaciones que se pueden retomar, como las agencias de viajes, restaurantes, estableciendo que se debe respetar el distanciamiento social y que deben haber límites de comensales

El presidente de Conseturismo, Leudo González, efectuó un llamado a la Administración de Nicolás Maduro a suspender el pago de servicios públicos a los hoteles que alojan pacientes con COVID-19. Indicó que 30% de las posadas y pequeños hoteles han dicho que no abrirán después de la pandemia, debido a la crisis que le ha generado 7 meses de paralización.

En entrevista por Globovisión, señaló que “el sector alojamiento ha estado trabajando de forma coordinada, implementando protocolos porque le tocó hacerlo desde hace muchos meses. La mayoría de los hoteles están preparados para recibir huéspedes en sus instalaciones después de la pandemia porque tienen la experiencia, pero yo quisiera hacer un llamado para que a estos hoteles que están medicalizados, el gobierno pudiera suspenderse el cobro de sus servicios públicos”.

“No tenemos información de que hayan recibido apoyo económico en este sentido, pese a que sabemos que ha sido una relación muy buena y se han podido llevar a cabo los protocolos, pero es importante decir que estos compromisos que se tienen mes a mes han sido costeados por los propietarios. Debería considerarse al menos suspender el pago de los servicios”, dijo.

Destacó que a pese a que no se tienen cifras oficiales, un sondeo de Consecomercio realizado en septiembre, reveló que 30% de posadas y pequeños emprendimientos no podrán abrir después de la pandemia, debido a las pérdidas económicas. En tal sentido, agregó que han solicitado a la Administración de Maduro que el sector turístico vaya reanudando sus actividades respetando las debidas medidas de bioseguridad.

“El oxígeno del sector se ha venido agotando y nos queda poco margen de maniobra. Hemos visto algunos movimientos en el Aeropuerto Simón Bolívar, reuniones con autoridades y representantes de las líneas aéreas, por lo cual pareciera que pudiéramos recibir alguna buena noticia. Nosotros sabemos las implicaciones que tiene la pandemia y nos hemos preparado durante todos estos meses, hemos atendido las recomendaciones del ministerio de Salud, la OMS, la OIT. Estamos en un proceso de autoevaluación de las medidas y estamos apuntando a la certificación de las mismas, estamos bastante preparados para comenzar un proceso gradual”, agregó.

“Otra cosa que hemos planteado es que parques nacionales, playas y ríos pudieran también ser abiertos, de acuerdo a las medidas de bioseguridad, capacidades de aforo, etc, porque son muchas las microempresas que dependen de estos espacios. Está el elemento económico para las empresas y por otro lado el tema psicológico del esparcimiento”, indicó.