El presidente de Consecomercio, Felipe Capozzolo, propone un “acuerdo de amplia base” y exige que quien tenga que resolver la crisis de los servicios públicos y eliminar el encaje bancario, que lo haga.

“Cerramos el año sin saber si la moneda en Venezuela es el bolívar, el dólar o el petro”, expresó este domingo el presidente de Consecomercio, Felipe Capozzolo. “Sería bueno, a partir de enero, aclarar con qué moneda vamos a trabajar”. Opinó que lo deseable es “tener un bolívar fuerte, no manipulable”, pero que los hechos indican que no ha sido posible.

Fallas en los servicios públicos y el encaje bancario terminaron de “liquidar el comercio”y, en consecuencia, “liquidar las ciudades” de Venezuela en el año 2019, aseguró Capozzolo. Hasta el punto de que la actividad comercial cayó en 40%, según las estimaciones que compartió con el periodista Carlos Croes, en su programa Diálogo con, transmitido por Televen.

El black friday fue una estrategia comercial exitosa en un segmento muy pequeño de la población. Fue “mucha cola y pocas bolsas”.

Capozzolo, propuso un acuerdo nacional de amplia base que se fundamente en la productividad. El que tenga que garantizar los servicios y la eliminación del encaje bancario, que lo haga, mientras el sector productivo trabaja. Propuso “buscar una marca país, la marca Venezuela” y fijar “objetivos claros”.

Pero, insistió, “tiene que venir la propuesta del sector político” que no implique “la eliminación del contrario”. Afirmó que “la sociedad va por un lado y el mundo político por el otro”.