Dynacom Tankers Management y NGM Energy SA confirmaron su decisión de no involucrarse en negocios con el país

Tres empresas navieras con sede en Grecia informaron este lunes 15 de junio, que detuvieron el comercio con Venezuela después de que Estados Unidos sancionara buques bajo su gestión, en medio de un aumento de la presión comercial de Washington contra el país, reseñó la agencia Reuters.

Estados Unidos trata de ahogar las exportaciones petroleras venezolanas para privar al Gobierno de Nicolás Maduro de su principal fuente de ingresos. Las sanciones existentes han reducido drásticamente las exportaciones del país Opep, pero no han logrado sacar del poder al líder chavista.

El pasado 2 de junio, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos confirmó sanciones contra cuatro navieras por transportar petróleo venezolano.

Según Reuters, Dynacom Tankers Management, con sede en Atenas y que administra el petrolero Chios I, entre los barcos en la lista negra, dijo en el lunes que está “comprometida a abstenerse de cualquier negocio futuro que involucre a Venezuela”.

NGM Energy SA, que gestiona otro buque en la lista negra (el cisterna Voyager I), sostuvo el viernes que había implementado “una política estricta contra el servicio de buques que pretenden abastecerse de carga de origen venezolano en el futuro, sin autorización expresa de Estados Unidos”.