El distanciamiento social y cumplimiento de las otras medidas sanitarias ha sido desplazado por las compras y diligencias decembrinas

La aglomeración de personas en los mercados de Caracas y la afluencia de transeúntes en las calles, protagoniza la flexibilización del mes de diciembre decretada por Nicolás Maduro el pasado mes de noviembre.

La flexibilización ha causado que las personas salgan para realizar sus compras, sin tomar en cuenta una serie de medidas de bioseguridad ante la pandemia.

El personal responsable de las entradas en los comercios, no mantiene la vigilancia constante al ingreso del público para exigir el uso del tapaboca, tomar la temperatura y aplicar el gel antibacterial.

Durante la permanencia de las personas en los mercados están empujándose e incluso en la calle; algunas de ellas sin tapabocas o con el tapabocas mal colocado.

Asimismo, no hay respeto para mantener el metro y medio de distancia durante las colas antes de ingresar a los bancos, panaderías, farmacias u otros comercios.

En este sentido, la medida de flexibilización ha ocasionado un aumento de contagios de la covid-19 durante los primeros días de diciembre y se espera una posible segunda ola de contagios.