Peluquerías previa cita, dispositivos para tomar la temperatura y control de aforo son algunas de las medidas que proponen los centros comerciales para abrir sus puertas

Entrar -con el tapabocas y los guantes puestos- por un acceso en el cual te toman la temperatura. Subir la escalera mecánica con los pies puestos en el sitio marcado para ese fin. Ingresar a la barbería o a la peluquería solo si hiciste una cita previa. No tocar el pasamanos. Esto podría parecer de ciencia ficción, pero estas son algunas de las medidas que propone la Cámara Venezolana de Centros Comerciales (Cavececo) para regresar a la “normalidad relativa” que impone la COVID-19.

Los centros comerciales no son un lugar más en Venezuela. Por el contrario, se han convertido en espacios de encuentro, socialización y distracción.

Los sectores considerados imprescindibles (salud y alimentos) ya han acumulado experiencia con el delivery para poder sortear el “distanciamiento social”. Ya hay otros -como algunas librerías- que están buscando opciones.

“Se ha ido flexibilizando un poco en eso” siempre y cuando no haya una reglamentación municipal que lo impida, explica Claudia Itriago, directora ejecutiva de Cavececo.

Itriago admite que fue casi un balde de agua fría la extensión de la cuarentena por un mes más. Pese a ello “seguimos apostando a un diálogo” con las autoridades, enfatizó.

“Tenemos mucha presión” porque los comerciantes “ven otros comercios abiertos en las calles” mientras los centros comerciales siguen con el candado puesto. Hay locales que no son de necesidades básicas, y están abiertos.

Los centros comerciales generan de 500 mil a 600 mil empleos directos, y sostenerlos es cuesta arriba, porque 90% de los locales están cerrados, subraya.

La Cámara tiene un protocolo de recomendaciones para la reapertura, con control en la entrada de los centros comerciales, uso de tapaboca obligatorio, limpieza de pasamanos, creación de cuadrillas especiales de limpieza. “Estamos ya preparados” para “una apertura” porque el sector se ha visto muy perjudicado, insiste.

Cavececo tiene 130 afiliados; en cada centro comercial puede haber unos 300 locales.