Entre semanas radicales y flexibles, los comercios pese a la no supresión del 7+7 mantienen sus santamarías a medio cerrar para laborar

Este lunes 26 de julio, los comerciantes adyacentes a Chacaíto y Sabana Grande, aseguran que pese a la no supresión del esquema 7+7, ellos van a continuar trabajando.

La mayoría de los entrevistados están informados ante el posible levantamiento del plan 7+7 impuesto por la administración de Nicolás Maduro, como medida de bioseguridad para evitar contagios por la COVID-19.

Foto: Archivo Contrapunto.

“Hoy es radical e igual estamos trabajando normal, porque el horario es el mismo que manejamos en semanas flexibles (…) Uno trabaja a puerta cerrada e incluso ya las personas saben y a veces tocan las santamarías y uno sigue trabajando mientras se pueda”, dijo encargado de tienda Seven’s.

Por otra parte, muchos encargados están ajenos a los diversos motivos que pudieran estar influyendo para la suspensión del 7+7; incluso desconocen la existencia de la variante Delta.

“Que yo sepa, no anuncian todas las semanas flexibles para que la gente no se contagie de COVID”, dijo vendedor de una tienda de Chacaíto.

Durante el recorrido por el bulevar, se pudo observar como los comerciantes siguen aplicando estrategia en cuanto a captar el cliente, aun fuera de la unidad de comercio para concretar ventas.

La policías continúa vigilando la apertura de los comercios, transitan el bulevar y exigen el cierre de los negocios. Por ello, es un riesgo para el personal que cuida la entrada de los comercios y viven entre discernir a quiénes dejan o no acceder a la tienda.