El organismo aprobó este viernes en una resolución el cambio de sede, y anticipó que en un plazo de 30 días se presentarán las recomendaciones sobre el nuevo lugar para su asamblea anual

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) suspendió este viernes su asamblea anual en China, prevista para la próxima semana, tras la negativa de Pekín de otorgar la visa a Ricardo Hausmann, representante del presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, ante ese organismo.

La entidad, con sede en Washington, detalló en un comunicado que los directorios del BID y la Corporación Interamericana de Inversiones (BID Invest) decidieron trasladar su asamblea de gobernadores de Chengdu (China) a otro lugar aún por decidir.

Los dos organismos “aprobaron hoy una resolución por la cual la Reunión Anual de las Asambleas de Gobernadores de ambas instituciones no se llevará a cabo en Chengdu”, se agregó en el documento.

Asimismo, anticipó que, “en un plazo de 30 días”, la Administración del BID “presentará sus recomendaciones respecto a la sede y fechas” en las que llevará a cabo la Asamblea Anual de 2019.

Este viernes, el vicepresidente de EEUU, Mike Pence, criticó en un artículo de opinión la decisión de China de no otorgar una visa a Hausmann y acusó al gigante asiático de “minar el avance de la democracia” en Venezuela.

El pasado 15 de marzo, los gobernadores del BID reconocieron a Hausmann como representante del país ante el organismo, del que Estados Unidos es el principal accionista con un 30% del capital y del poder de voto.

En una votación por separado celebrada ese mismo día, Bid Invest, que es el brazo del BID dedicado a préstamos para el sector privado, también dio su visto bueno al delegado de Guaidó.