En una comunicación de la Asociación Bancaria de Venezuela le solicitan al Ejecutivo este plazo para cumplir con las actividades previstas

Un plazo de 30 días hábiles solicitó la banca al Banco Central de Venezuela (BCV) y a la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) para organizar un “cronograma de trabajo confiable” que le permita cumplir con los requerimientos sobre los nuevos sistemas de pago.

En una comunicación enviada el pasado 28 de mayo a esas dos instituciones, en respuesta a la circular conjunta SIB-DSB-04714 del 16 de mayo, la Asociación Bancaria de Venezuela (ABV) manifestó sus consideraciones sobre los requerimientos exigidos por el Gobierno, reseñó el portal Banca y Negocios.

En el texto, se refirieron al procesamiento de operaciones de tarjetas de débito y crédito a nivel nacional con independencia de las franquicias Visa y Mastercard y detallan que ya trabajan con las operadoras de tarjetas en escenarios viables para centralizar -a través de suiches locales existentes u opciones adicionales- la interconexión de todas las operadoras de tarjetas.

Sobre la adecuación de los sistemas para la autenticación biométrica, la ABV señaló en la comunicación la necesidad de acordar reuniones de trabajo con el proveedor y el Banco de Venezuela para definir los esquemas de integración.

“En este momento no se tiene la información necesaria para estimar los cronogramas de trabajo”, advirtieron.

El pasado 27 de mayo se realizó una mesa de trabajo entre la superintendencia con los representantes de la banca pública y privada y las operadoras de tarjetas de débito y crédito, con el objetivo de definir un cronograma de actividades para la incorporación de la banca como emisores de biopago.

Y en cuanto al Pago Móvil Interbancario Comercio a Persona (C2P) precisaron que se llevan a cabo reuniones de trabajo para suministrar la mensajería requerida y el esquema de implantación a ser determinado en conjunto con los suiches.