El diputado Ángel Alvarado, integrante de la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico del Parlamento, informó que el país sigue en hiperinflación y los precios aumentando

La inflación se aceleró en el mes de abril hasta llegar a 44,7% tras el 18,1% registrado en marzo, de acuerdo con las cifras que presentó este jueves la Asamblea Nacional (AN). Esto supone un incremento de 146,9% en el indicador.

En rueda de prensa, el diputado Ángel Alvarado, integrante de la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico del Parlamento, precisó que la acumulada hasta abril es de 665% y la interanual de 1.304.494%.

Reiteró que el país sigue en hiperinflación y que, tras la desaceleración en marzo por los apagones, los precios repuntaron en las últimas semanas.

Asimismo, indicó que con el salario mínimo cada vez se compra menos: en enero se podía cubrir solo 3% de la canasta alimentaria, en febrero 2%, en marzo 1,8% y en abril 1,6%.

Alvarado agregó que los ajustes de sueldo que establece el Ejecutivo “no terminan beneficiando al trabajador”.

Sobre las “mesas de cambio” autorizadas por el BCV

Al ser consultado respecto a la autorización que dio el Banco Central de Venezuela (BCV) a la banca para activar “mesas de cambio” para la compra y venta de divisas, Alvarado explicó que se pasó de un tipo de cambio controlado a uno de libre flotación donde no intervendrá el ente emisor.

“Es decir, pasamos de un extremo de control a un extremo de liberación total”, expresó.

Aclaró que esta medida se debió tomar hace mucho tiempo y no resolverá el problema inflacionario. Incluso, desde la comisión proyectan una mayor volatilidad del tipo de cambio en los próximos días y aumento de la inflación en mayo.

La AN advierte que los precios seguirán subiendo en mayo. Foto: Archivo Contrapunto.

No hay condiciones para ir a un tipo de cambio de libre flotación, porque no hay un banco central independiente y no hay una política monetaria clara“, dijo el parlamentario.

El diputado señaló que el Gobierno estaría incurriendo en una práctica sumamente dañina porque no quiso aumentar más el salario para que no hubiese inflación. Sin embargo, “la manera no era esa” sino que se requieren otras condiciones como acceso a financiamiento internacional y la reactivación de la producción petrolera.