El doctor Alexis Algarra, Consultor Jurídico de Fedenaga, sostuvo que el Estado no termina de poner coto a los grupos de delincuencia organizada que se dedican a invadir predios productivos en Venezuela.

“Hacemos un llamado de auxilio a las autoridades competentes”. En Sanare (Falcón) hay “una invasión en proceso bastante grave, acompañada de ilícitos ambientales”, denunció. Estimamos 150 hectáreas de bosques afectadas, “han talado una reserva de bosques”, están quemando la reserva forestal y atentando contra fauna silvestre y nacientes de cuerpos de agua.

Las invasiones en Barinas “están relacionadas con el tráfico ilegal de madera”, como el caso del Hato Las Mercedes, ocupado y arrasado por los invasores.

Los daños que están ocurriendo son irreparables y transgeneracionales, acusó.

Este año han sido invadidas 10 mil hectáreas, estimó.

Confirmó que la Asamblea Nacional (AN) creó una comisión para abordar la violencia en el campo venezolano.

Algarra citó la creación del Servicio de Policía Rural como parte de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y dijo que aspiran a que también se creen policías rurales en las policías estadales y municipales. Se necesitan efectivos especiales para atender la ruralidad, insistió en entrevista con Unión Radio.

Recordó que en 2021 acudieron a la AN para exponer los problemas del sector y narró que recientemente acudieron a la Comisión de Finanzas.

La comisión parlamentaria tiene la obligación de encargarse de la pacificación del campo, porque hoy tenemos grupos que se dedican a la violencia y a las invasiones.