Para lograr esta meta necesitan unos 2.500 millones de dólares, calcula el presidente del organismo, Miguel Ulises Moreno. Estas hectáreas se sembrarían en los estados Guárico, Portuguesa, Barinas, Bolívar, Yaracuy y el oriente del país

La meta de sembrar 250 mil hectáreas de maíz blanco y amarillo en la temporada de invierno (lluvias a partir de mayo o junio) es perfectamente realizable para la Federación Campesina de Venezuela (FCV). Lo único que solicitó este jueves Miguel Ulises Moreno, presidente del organismo, es apoyo del Ejecutivo y de la banca. Es decir, unos 2.500 millones de dólares.

“Producir es la meta de Federación Campesina de Venezuela”, reiteró Moreno en rueda de prensa en la sede de la organización, ubicada donde siempre: En San Martín, detrás de la Maternidad Concepción Palacios.

El maíz blanco es para consumo humano; el maíz amarillo, para consumo animal. Con las 250 mil hectáreas “se podría satisfacer 30% de la demanda nacional, e incluso, tener una reserva que garantice el tránsito de la cosecha saliente a la cosecha entrante”.

Estas hectáreas se sembrarían en los estados Guárico, Portuguesa, Barinas, Bolívar, Yaracuy y el oriente del país.

Moreno solicitó que les presten atención, e incluso, le pidieron a Nicolás Maduro una reunión para que los escuchen directamente.

En 2021 “se nos quedaron frías” varias hectáreas, porque “abrimos la tierra y la preparamos” pero no hubo apoyo. Este año, por falta de apoyo y financiamiento, podría suceder lo mismo con 250 mil hectáreas. “Muchas de estas tierras están listas, solo falta un pase de siembra, la semilla y a producir”, aseveró.

De no conseguir los recursos, advirtió, las familias rurales -unas 120 mil, según sus cálculos- irán a la quiebra. “Nos quitan el impulso, nos desaniman”, subrayó. “No debería ser. Somos los pequeños y medianos productores y estamos demostrando que sí queremos hacer las cosas”.

El tiempo apremia. Quedan unos días de mayo y los primeros de junio, precisó. “Estamos estableciendo canales directos de mensajería y contactos políticos para llegar al alto gobierno. Pido públicamente una entrevista con el señor presidente, con nuestra data en la mano”.

-¿No conversan con el ministro de Agricultura?

-Estamos tratando de comunicarnos. Le hemos mandado varios mensajes. Lo vemos en los programas de televisión. Estamos tratando de verlo. Castro Soteldo es técnico agropecuario, además de comandante. Es de Portuguesa. Nosotros entendemos que sus directores a lo mejor no le han informado lo que está pasando. Nosotros insistimos e insistiremos siempre. Esta casa tiene más edad que yo.

Esperamos que Maduro dé órdenes para que la banca se incorpore a financiar la producción agrícola, expresó Andrés Rodríguez, vicepresidente de la Federación Campesina en Yaracuy.