En el paquete de medidas que anunció el Gobierno se establece que no habrá más aumentos en los autobuses y trenes metropolitanos por el resto del año, ni en los peajes

El Gobierno de Argentina lanzó este miércoles un paquete de medidas, como la suspensión de los “tarifazos” en la electricidad, el gas y el transporte y el congelamiento de precios de diversos productos, para frenar la alta inflación y paliar los efectos de la recesión iniciada en 2018.

El Ejecutivo de Mauricio Macri estableció un acuerdo con 16 empresas para que 60 productos básicos mantengan sus precios durante al menos seis meses, según informaron fuentes oficiales, con el fin de afrontar la escalada del índice de precios al consumidor, que en marzo pasado se colocó en el 54,7% interanual.

Las medidas también incluyen anular para las familias, hasta final de 2019, los polémicos aumentos que el Ejecutivo impulsa en las facturas de los servicios públicos.

En concreto, en la electricidad, los dos aumentos que se habían anunciado para el resto de 2019 serán absorbidos por el Estado; en el gas, las subidas aplicadas desde abril y escalonadas en tres meses (10% en abril, 9% en mayo y 8% en junio) serán las últimas del año, y durante los meses de invierno habrá un descuento de 22% en el precio del gas, que los usuarios pagarán en las facturas de los meses de verano, los de menor consumo.

Tampoco habrá más aumentos en los autobuses y trenes metropolitanos por el resto del año, ni en los peajes.

En el documento que se difundió se destaca que estos anuncios se refieren sólo a los “tramos de electricidad, gas y transporte” que dependen del Gobierno Nacional y no a los que dependen de las provincias o los municipios.

Los argentinos han manifestado su rechazo a la política de ajustes que implementa el Gobierno y al pacto con el FMI / Foto: EFE

Por otro lado, entre los acuerdos destaca el alcanzado con las empresas de carne, que acordaron vender 120.000 kilos por semana de asado, vacío y matambre (productos muy consumidos en Argentina) a 149 pesos el kilo (3,58 dólares) en la feria minorista del Mercado Central.

Los anuncios incluyen otros beneficios sociales y para las pymes, la aprobación de un nuevo régimen de “Lealtad Comercial” para evitar “abusos de posiciones dominantes o posibles conductas monopólicas de grandes empresas” y otras medidas, como la ampliación de los créditos que otorga la Administración Nacional de la Seguridad Social.

Este paquete llega en medio de un año clave para el país, por la difícil situación económica -marcada por la devaluación del peso, la inflación y la caída en la actividad económica- y a solo seis meses de que se celebren elecciones presidenciales.