El director de Ecoanalítica señaló que aun cuando se desaceleró el aumento de los precios, no se puede decir que la hiperinflación fue controlada.

El economista y director de la firma Ecoanalítica, Pedro Palma, considera que este año no se puede hablar de recuperación económica en Venezuela, a pesar de que hay una percepción de mejora, porque se puede acceder a los productos con más facilidad.

“Hay esa percepción de que las cosas ya no están tan mal, pero ni remotamente eso se puede catalogar como que estamos en fase de recuperación económica”, dijo el economista durante el foro “Perspectivas: acompañando las buenas decisiones”, organizado por Ecoanalítica.

Según Palma, las cifras indican que la economía “sigue cayendo de forma dramática”.

Explicó que aún cuando se desaceleró el aumento de los precios, no se puede decir que la hiperinflación fue controlada.

“No hemos vencido el proceso inflacionario venezolano”, aseveró.

Señaló que un menor financiamiento monetario del gasto fiscal por parte del BCV, los ajustes de materia tributaria y la contracción del crédito contribuyeron con desaceleración de la inflación.

Con relación a la caída de la economía venezolana, señaló que entre los aspectos claves destacan el descenso del consumo, la apreciación de la moneda, la desaparición del crédito y “el nuevo rol del Estado”.

Ante este escenario, destacó que ningún sector económico se ha salvado de la caída de la actividad económica local.

“La caída acumulada de los últimos cinco años de casi 90% del sector construcción pone en duda el discurso oficial sobre la construcción de viviendas”, puntualizó.

Respecto a la volatilidad del tipo de cambio, señaló que el aumento del dólar en octubre coincidió con un incremento en la base monetaria, frente al pago del sector público a sus proveedores.

Asimismo, aseguró que continúa la venta de euros a la banca, pero en menor magnitud, lo cual limita el alza en el tipo de cambio.