Los precedentes históricos juegan a favor de Perú, que solo perdió una vez ante Venezuela en Copa América en los ocho duelos que ambas selecciones han protagonizado en el torneo

Las selecciones de Venezuela y Perú inician este sábado su participación en la Copa América de Brasil con un duelo marcado por las emociones y sensaciones contrarias que viven los dos equipos a raíz de sus últimos resultados.

La Vinotinto llega al torneo continental con una confianza rebosante, impulsada por la goleada por 0-3 obtenida en un amistoso ante Estados Unidos el domingo, mientras que la Blanquirroja afronta el campeonato retraída y muy dubitativa al haber perdido ante Colombia el mismo día y por el mismo resultado.

Entre las claves del encuentro estará la capacidad que exhiba Perú para encontrarse a sí misma, volver al nivel que tenía hace ahora un año y hacer valer la experiencia adquirida en grandes torneos como el Mundial de Rusia 2018.

Los dos equipos tienen muy presente que ganar este partido determinará en gran medida las posibilidades de ambos equipos de pasar a los cuartos de final, ya que en las jornadas siguientes deberán medirse con Bolivia y Brasil, los otros rivales del Grupo A.

En la concentración venezolana tienen el pálpito de que este año puede ser el definitivo para que la Vinotinto cumpla su mejor campaña en la Copa América.

El partido, que se disputará en el estadio Arena do Grêmio, de Porto Alegre, tendrá también un enfrentamiento particular entre el venezolano Salomón Rondón y el peruano Paolo Guerrero, los dos máximos goleadores en la historia de sus respectivas selecciones.

Rondón, de 29 años, sumó 24 goles en 73 partidos con la Vinotinto gracias a su doblete conseguido el domingo ante Estados Unidos, mientras que Guerrero, de 35 años, ostenta el mismo récord en la Blanquirroja desde hace tres años y lo ha aumentado hasta alcanzar los 35 tantos en 95 encuentros.

Los dos delanteros serán titulares indiscutibles en las alineaciones de ambos equipos, que en el caso de Venezuela conservará el bloque que jugó el último partido a excepción del posible ingreso del central Yordan Osorio y del lateral izquierdo Roberto Rosales.

Los precedentes históricos juegan a favor de Perú, que solo perdió una vez ante Venezuela en Copa América en los ocho duelos que ambas selecciones han protagonizado en el torneo, con un bagaje de cinco triunfos para la Blanquirroja y un empate.