Uruguay quiere titularse como monarca absoluto de América

La “reina de América”, la selección de fútbol de Uruguay, es probablemente uno de los equipos más sólidos que disputará la Copa del continente a partir de este domingo 16 de junio, cuando debute ante Ecuador

Este próximo viernes 14 de junio se dará el pitazo inicial en la Copa América 2019 con el partido entre Brasil y Bolivia. Aunque la selección anfitriona parte como favorita, no hay que dejar a un lado candidaturas obligatorias, como la de Uruguay.

El combinado charrúa llega a esta Copa con las ganas de convertirla en su número 16, para ampliar su jerarquia en la competición, siendo el equipo más ganador (le siguen Argentina con 14 y Brasil con 8).

Los dos comandantes de la ofensiva del profesor Óscar Washington Tabárez, Luis Suárez y Edinson Cavani, suman 98 goles en conjunto para Uruguay, y luchrán por revivir el espiritu de aquella generación de Forlán (y el mismo Suárez) que ganó la Copa del 2011

Christian Stuani, delantero del Girona, es otro de los revulsivos con los que cuenta Tabárez, terminando una temporada en España con 18 goles, tercero de la tabla.

El mediocampo siempre ha sido el problema histórico para este equipo, pero parece que los dioses del fútbol son benevolentes y ahora Uruguay cuenta con la seguridad y dinamismo que le pueden proporcionar jugadores como Lucas Torreira (Arsenal), Federico Valverde (Real Madrid), Matías Vecino (Inter) y Rodrigo Betancur (Juventus).

Casualmente, Valverde marcó un golazo de volea en el amistoso contra Panamá.

Y si repasamos la zaga, la tranquilidad viene dada de dos legionarios como lo son Diego Godín y Jose María Giménez, quienes conformaron la dupla defensiva por excelencia del “Cholo” Simeone en el Atlético de Madrid, además de Martín Cáceres (Juventus) y Diego Laxalt (Milan) para completar la cerradura del arco custodiado por el eterno Fernando Muslera.

Uruguay derrotó este viernes por 3-0 a Panamá con tantos de Maxi Gómez, Luis Suárez y Federico Valverde en un amistoso previo a la Copa América de Brasil, torneo en el que debutará el 16 de junio ante Ecuador.