Cerca de 2 mil karatekas se reunieron en la ciudad turca de Sakarya para un torneo que se llevó a cabo bajo estrictas pautas de seguridad

El evento se limitó a las categorías de kata y atrajo a cientos de personas durante cuatro días.

El primer evento de Turquía, desde el brote del coronavirus, se llevó a cabo en julio con la Federación Turca de Karate, organizando esta segunda competencia y siguiendo las restricciones y pautas más recientes para el virus.

Al menos 1.800 atletas de 700 clubes estuvieron presentes en el Pabellón de Deportes Serdivan.

La competencia se centró en la modalidad de kata, con competidores en las categorías infantil, juvenil, cadete, junior y senior participando en el evento.

Las mascarillas eran obligatorias, mientras que se esperaba que todos los presentes practicaran el distanciamiento social.

Tampoco se permitió la presencia de espectadores en el evento, que fue calificado de “éxito” por la Federación Mundial de Karate.

En las categorías mayores, los clubes Kayathane Belediyespor y Gaziosmanpaya Belediyespor fueron proclamados los respectivos ganadores de las competiciones de kata por equipos masculinos y femeninos.

Con información de Inside the Games