Hakuho tuvo que hacer una pausa antes del retiro por culpa de la pandemia, contrajo el COVID-19 y en su regreso con dolor en las rodillas y algo cansado supo triunfar

Hakuho Sho ha decidido retirarse a los 36 años tras una lesión de rodilla. El gran campeón de sumo, de origen mongol alcanzó el nivel de Yokozuna (término más alto en este deporte) por un total de 14 años, de los 17 en los que estuvo inmiscuido en el sumo.

Se puede decir que este deportista mongol es uno de los más dominantes de cualquier disciplina, con una estatura de 1,93 y un peso de 158 kilogramos, Hakuho Sho puede ser considerado “el Michael Jordan o Lionel Messi del sumo”. En 2006 ganó su primer torneo y de allí en adelante la historia le sonreiría con un total de 45 victorias en los 80 torneos donde participó y 18 subcampeonatos.

En estadísticas tomadas de The Washington Post podemos conocer que Kakuryu Rikisaburo, el otro Yokozuna en el ring hacia el final de la carrera de Hakuho, ganó apenas seis torneos, una cifra que mucho tiene que ver con haber coincidido con la carrera de Hakuho.

Es importante destacar que el peleador mongol de sumo se alzó con 13 torneos más que el segundo luchador más condecorado de la historia, Taiho Koki, quien se retiró en 1971.

Hakuho tuvo que hacer una pausa antes del retiro por culpa de la pandemia, contrajo el COVID-19 y en su regreso con dolor en las rodillas y algo cansado supo triunfar y encontrar la estrategia correcta para seguir engalanando su leyenda dentro de este mítico deporte.

El mundo del sumo hoy aplaude y despide a una leyenda que le regaló 17 años de magia, triunfos y grandeza.