Bajo la dirección técnica de Marcelo Gallardo en cinco años, los ‘millonarios’ suman 10 títulos nacionales e internacionales, entre ellos tres Recopas

Otra fiesta de goles, fútbol y fuegos de artificio vivió River Plate de Argentina al conquistar su tercera Recopa Sudamericana con una goleada 3-0 al Athletico Paranaense de Brasil, ante unos 66.000 aficionados en Buenos Aires, tras remontar una derrota 1-0 en el partido de ida.

La igualdad el jueves en la llave la estableció Ignacio Fernández cuando mandó al fondo del arco la pelota rebotada de un tiro penal que le había tapado el arquero Santos, a los 65 minutos. La pena fue sancionada por mano de Lucho González que comprobó el árbitro chileno Roberto Tobar con el VAR.

La segunda conquista fue obra de Lucas Pratto al clavar en la red un derechazo, tras bajar con calidad técnica un pase alto, acomodarse y batir con un derechazo el bloqueo del arquero Santos, a los 90+1.

El broche de oro lo puso el juvenil Matías Suárez al tocar suave la bola dentro de los tres palos desamparados, a los 90+5 tras dejar en el camino al guardavalla. River llegó a la final como campeón de la Libertadores y el ‘furacao’ de Curitiba como titular de la Sudamericana.

“Sabíamos el camino y los objetivos porque tenemos un técnico que nos lleva a los más altos niveles”, declaró el experimentado capitán Leonardo Ponzio.

Bajo la dirección técnica de Marcelo Gallardo en cinco años, los ‘millonarios’ suman 10 títulos nacionales e internacionales, entre ellos las tres Recopas. Las había ganado en 2015 y 2016.

“River es un grande de la historia”, dijo ‘El muñeco’ Gallardo.