Naomi Osaka, que ha tenido dos primeras rondas complicadas en las que tuvo que batallar para no quedar eliminada, no perderá por lo tanto su trono en el ránking WTA haga lo que haga en el resto del torneo

La checa Karolina Pliskova, número 2 del ránking WTA y reciente campeona en Roma, quedó eliminada este viernes en la tercera ronda de Roland Garros y su derrota permite a la japonesa Naomi Osaka asegurarse seguir como número uno mundial después del torneo parisino.

Pliskova, entrenada por le extenista española Conchita Martínez, se vio claramente superada por la croata Petra Martic (31ª), por un doble 6-3.

Antes del inicio de este Roland Garros, eran cuatro las jugadoras que aspiraban a arrebatar el número 1 mundial a Osaka, pero ninguna de ellas llegó a la segunda semana del torneo.

La alemana Angelique Kerber (5ª del mundo) quedó eliminada en la primera ronda y la checa Petra Kvitova (6ª) fue declarada baja por lesión instantes antes de su primer partido en París.

La holandesa Kiki Bertens (4ª), campeona a principios de este mes en Madrid, abandonó en el inicio de su partido de segunda ronda por problemas estomacales.

La rumana Simona Halep, tercera del mundo, es la defensora del título en este Roland Garros y no tiene opciones matemáticas de acabar el torneo en el número 1.

Naomi Osaka, que ha tenido dos primeras rondas complicadas en las que tuvo que batallar para no quedar eliminada, no perderá por lo tanto su trono en el ránking WTA haga lo que haga en el resto del torneo.

La jugadora nipona, campeona de los dos últimos torneos del Grand Slam (Estados Unidos en 2018 y Australia en 2019), aspira a ampliar su ventaja en la clasificación mundial, ya que ha igualado ya la tercera ronda que alcanzó en Roland Garros en 2018 y si sigue avanzando puede sumar una cantidad importante de puntos.