El ciclista cafetero que este sábado se alejó casi tres minutos y medio en la cima del Tourmalet con respecto a los favoritos, aseguró que a partir de ahora trabajará para sus compañeros del Movistar Mikel Landa y Alejandro Valverde

El colombiano, que se descolgó del grupo de favoritos cuando tiraban del mismo sus compañeros del Movistar, aseguró que no quiso avisarles que no iba bien para no perjudicar las opciones de Landa.

“Está claro que no he tenido un buen día. Es posible que la caída de hace unos días tenga algo que ver. Ahora seguimos adelante con Mikel y Alejandro, hay que apoyarles”, dijo el colombiano, que ahora es decimocuarto en la general a 7:19 del francés Julien Alaphilippe.

“Hay diferentes formas de afrontar lo que queda, pero ellos están delante mío y hay que apoyarles”, insistió.

Quintana reconoció que esperaba “un día bastante bueno” pero que “el cuerpo no ha respondido”.

Con información de EFE