Con otra gran labor del mariscal de campo Patrick Mahomes, los de Kansas City se impusieron a los San Francisco 49ers 31-20 y se proclamaron campeones

El Hard Rock Stadium de Miami fue testigo de la edición 54 del Super Bowl, una de las más latinas de la historia, por la locación y el show de Shakira y Jennifer López en el entretiempo. 

La primera parte comenzó con la emoción que se esperaba, aunque los Chiefs eran favoritos con una ventaja mínima en las apuestas, los 49ers iban en serio en la búsqueda de su sexto anillo. 

El resultado de la primera mitad fue un empate a 10 anotaciones, con San Francisco haciendo presión a los cuatro costados y los Chiefs demostrando de que estaban hechos esta temporada. 

En la primera jugada del encuentro, Damien Williams avanzò siete yardas luego de avanzar por el lado derecho. Posteriormente Patrick Mahomes busca una pase a la izquierda y es desviado por la defensa contraria.

Los Chiefs lograron picar adelante 10-3, con una soberbia actuación de Mahomes, pero los 49ers no querían dar oportunidad a los de Kansas de conseguir su segundo anillo y gracias a una buena seguidilla, igualaron a 10 las acciones al finalizar la primera mitad.

Luego del espectáculo de la primera parte, los 49ers salieron inspirados, sólo comenzando, Robbie Gould culminaba un intento de 42 yardas para poner en ventaja a San Francisco. Los Chiefs no reaccionaban, y Fred Warner interceptaba un pase de Patrick Mahomes, lo que generó la anotación de Raheem Mostert y la ventaja para San Francisco 20-10. 

La bronca del capitán de los Chiefs era visible, ya que los de Kansas seguían dormidos y el panorama no pintaba para nada alentador. 

Pero Patrick Mahomes no se daba por vencido e iba a demostrar que estaban aquí para pelear, un pase a Tyreek Hill, le daba otra anotación y vida a Kansas. 
Travis Kelce lograba un touchdown que colocaba a los Chiefs por tres puntos y dejaba partido entre ambas escuadras, marcando lo que sería una pareja e inolvidable noche de Súper Bowl. 

Y con polémica jugada, los Chiefs se colocaban arriba 24-20, touchdown de Damien Williams, con 2:44 minutos por jugarse, la fanaticada seguía infartada, entre ambos equipos que poseían en sus manos el récord como los mejores en remontadas. 

De esta forma los Chiefs colocaban el juego donde querían, y comenzaban a jugar con la desesperación de los 49ers. 

Con menos de un minuto, la defensa de los Chiefs se impone a Garoppolo y sella una jugada clave que le daría paso a otro touchdown de Damien Williams, dándole la ventaja 31-20 al equipo de Kansas.

Los 49ers, de esa manera desperdiciaban la ventaja y con eso dejaron escapar él campeonato, en un partido emocionante que terminó decantándose a favor de Kansas City, con un Damien Williams colocándose la capa de héroe y  
Patrick Mahomes obteniendo el premio de MVP.

Mención aparte para el artífice de este trofeo, el coach Andy Reid, quien por fin conquistó su primer trofeo luego de 21 temporadas, y luego de 50 años vuelve a colocar en la gloria a los Kansas City Chiefs.