Tras un nefasto inicio de temporada, Harden se echó a su equipo a la espalda y está firmando registros históricos en la anotación, convirtiendo de nuevo a su escuadra en uno de los principales rivales de los Golden State Warriors, vigentes campeones de la competición

El estelar escolta James Harden lideró este jueves a los Houston Rockets a un aplastante triunfo de 112-85 ante los Denver Nuggets en un duelo entre dos de los más firmes aspirantes de la Conferencia Oeste de la NBA.

Harden, favorito a revalidar su premio como Jugador Más Valioso de la liga junto al griego de los Milwaukee Bucks Giannis Antetokounmpo, se lució una noche más con 38 puntos, seis rebotes y seis asistencias en 32 minutos de juego.

La Barba no encontró oposición y pasó por encima del equipo con el segundo mejor récord del Oeste, con un balance de 50 victorias y 24 derrotas. Los texanos se quedaron con 48-28 en la cuarta posición.

Tras un nefasto inicio de temporada, Harden se echó a su equipo a la espalda y está firmando registros históricos en la anotación, convirtiendo de nuevo a su escuadra en uno de los principales rivales de los Golden State Warriors, vigentes campeones de la competición.

El pívot Clint Capela contribuyó con 17 puntos y 15 rebotes, Eric Gordon con 18 unidades y Austin Rivers con 15 saliendo desde la banca.

Por los de Colorado, solo Jamal Murray, con 24, y el poste serbio Nikola Jokic, con 16, presentaron batalla.

Mientras, en Nueva York, los Raptors no tuvieron contemplaciones de los Knicks, a los que pasaron por encima 117-92.

Los canadienses secundan a los Bucks en el Este con un récord de 53-23, por el 57-19 de Milwaukee.

El encuentro apenas tuvo historia: los visitantes se fueron al descanso con una ventaja de  19 al descanso (55-36) y se impusieron en los cuatro cuartos detrás de la espectacular actuación del camerunés Pascal Siakam, autor de 31 puntos.