El Comité Olímpico Internacional (COI) ha dicho que todavía espera que Haití envíe un equipo a los retrasados ​​Juegos Olímpicos que comienzan la próxima semana, después de que el país se hundiera en una nueva crisis tras el asesinato de su presidente Jovenel Moïse

Según la policía haitiana, Moïse fue asesinado a tiros por 28 mercenarios extranjeros en su residencia de Puerto Príncipe, el miércoles pasado (7 de julio).

La esposa de Moïse, Martine Marie Etienne Joseph, que resultó herida en el incidente, dijo que su esposo había sido “acribillado a balazos” en el ataque.

El asesinato ha provocado disturbios políticos y sociales en Haití, el país más pobre de América.

Tres políticos haitianos afirman estar ahora a cargo de la nación tras la muerte de Moïse, quien había enfrentado acusaciones de corrupción durante su mandato de cuatro años como presidente.

El presidente del Comité Olímpico de Haití (COH), Hans Larsen, admitió que la crisis podría causar problemas de viaje para el equipo de seis miembros que el país tiene previsto participar en Tokio 2020, que se inaugurará el 23 de julio, reseñó Inside the Games.

Un portavoz del COI reveló que la organización “espera que Haití asista a los Juegos ya que han inscrito deportistas para participar”.

Centro Caribe Sports, el organismo coordinador del deporte en la región en el exterior de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, también se comprometió a ayudar a la COH en sus esfuerzos para enviar su escuadrón a la capital japonesa.

El presidente de Centro Caribe Sports, Luis Mejía, miembro del COI, presentó una moción para apoyar a Haití durante la reciente reunión de la Junta Ejecutiva de la organización.

Haití ha enviado atletas a todos los Juegos Olímpicos desde Los Ángeles 1984 y ha ganado dos medallas en su historia, la última en Ámsterdam, en 1928.

El país presentó un equipo de 10 atletas en los Juegos de 2016 en Río de Janeiro, tres menos que su récord de 13 en Montreal en 1976. Esta vez podría asistir con seis.

Con información de Inside the Games