Ante mil trancas, la venezolana siguió adelante y se colgó una medalla que llenó de orgullo a todo el país

La denominada “Sirenita” como se le conoce a Jeserik Pinto tuvo un sin fin de problemas para poder asistir al sudamericano de natación, ni al fisioterapeuta le permitieron llevar los de la federación.

“Que frustrante es ser atleta de este país, lo único que puedo decir hoy cuando el presidente de la federación me niega el derecho de llevar a mi fisioterapeuta a una competencia clasificatoria para los Juegos Olímpicos, ni siquiera por el hecho de que los gastos no iban a salir de su bolsillo, lo único que debía hacer era otorgarme una carta de invitación para que aceptarán su entrada al país ( Argentina)”, fueron las declaraciones de la atleta recogidas en el portal Deportes por Dentro.

“El punto es que honestamente y de corazón no entiendo porque siempre es una tranca cuando de solucionar alguna situación se trata. Nunca he tenido receptividad, apoyo honesto y notable de ese señor. Es muy frustrante ver cómo suceden cosas y que nadie tenga las garras de decir algo”, prosiguió.

Ante esta terrible realidad, la nadadora venezolana nadó contra la corriente y derrotando las adversidades para subirse al podio y traer a Venezuela una merecida medalla de plata.

Jeserick Pinto registro un tiempo de 26.94 y quedó muy cerca de obtener el oro en la cita continental, en la modalidad de los 50 metros mariposa.

Con información de Deportes por Dentro