Eso no ha impedido que Patrick Lefevere, director del Deceuninck, anunciara que iba a interponer una denuncia

El ciclista Fabio Jakobsen, que sufrió una espeluznante caída en Katowice, en la llegada de la primera etapa de la Vuelta a Polonia, seguía en coma inducido este jueves, mientras el responsable del incidente, Dylan Groenewegen, se disculpó.

El neerlandés de 23 años del equipo Deceuninck-Quick Step, cuyo estado de salud sigue siendo grave pero estable, fue sometido a una operación en la cabeza de cinco horas durante la noche, dijeron este jueves por la mañana los médicos del hospital donde está siendo atendido.

Jakobsen sufrió una fuerte caída poco antes de la línea de meta de la primera etapa de la Vuelta a Polonia, este miércoles. El campeón de Países Bajos se vio cerrado por su compatriota Dylan Groenewegen (Jumbo Visma), en un esprint a toda velocidad, en un falso llano descendente, y salió despedido por encima de las vallas publicitarias.

Groenewegen, quien fue operado de una rotura de clavícula, pidió perdón este jueves en Twitter.

“Creo que es terrible lo que sucedió ayer. No encuentro las palabras para describir cuánto lo siento por Fabio y los demás que se cayeron o que se vieron afectados. Ahora mismo la salud de Fabio es lo más importante. Pienso en él todo el tiempo”, escribió Groenewegen en la red social.

“Dylan se siente muy mal por lo que ha ocurrido. Está profundamente afectado. Dentro de poco hablaremos en detalle del incidente con él”, declaró Richard Plugge, director del Jumbo-Visma.