El extremo galés del Real Madrid, en plena incertidumbre sobre su futuro, quedó fuera de la convocatoria del equipo blanco para los partidos amistosos a disputar este martes y el miércoles en Múnich

Gareth Bale, no figura entre los convocados para el partido contra el Tottenham este martes 30 de julio en Alemania, ni tampoco está el lesionado Thibaut Courtois o el colombiano James Rodríguez, recién incorporado tras las vacaciones.

El extremo galés no entrenó con sus compañeros el lunes, sino que lo hizo en el gimnasio de la ciudad deportiva del Real Madrid, y después no viajó a la capital bávara.

“Bale no viajó para resolver su futuro”, publica este martes el diario deportivo Marca, para el que “desde el Madrid aseguran que las negociaciones con China continúan”.

“La versión oficial es que el jugador sigue negociando su salida del club blanco para poner rumbo a China”, pese a que el domingo se cerró la posibilidad de que pudiera recalar en el Jiangsu Suning del país asiático.

El extremo galés “se querría quedar (en el Real Madrid), pero Zidane lo hace imposible”, considera, por su parte, el diario AS.

Asegura el rotativo que, “el destino preferido de Bale es la Premier, que cierra el mercado el 8 de agosto a las 18h00. Sólo quedan diez días para encontrar equipo allí…” y esa misma prensa española recuerda que el Tottenham, rival del Real Madrid este martes en Múnich, mostró interés en el galés.