Antes del duelo Pelé, que inmortalizó su carrera en el Santos, deseó que la nueva generación albinegra avanzara a la final en el Maracaná, donde en 1963 él y los suyos cimentaron el bicampeonato continental del Peixe ante el mismo rival que esta noche del miércoles

Santos goleó 3-0 a Boca Juniors este miércoles en Brasil y se clasificó a la final de la Copa Libertadores-2020, en la que se enfrentará al Palmeiras con la motivación de convertirse en el primer equipo brasileño en ganar cuatro títulos de la competición americana.

El Peixe que dirige Alexi Stival “Cuca” despachó con solvencia en el estadio Vila Belmiro al campeón argentino, tras el 0-0 en Buenos Aires, con anotaciones del volante Diego Pituca (16), el mediocampista venezolano Yeferson Soteldo (49) y del extremo Lucas Braga (51).

“Ahora hay que celebrar y pensar en los días que faltan para la final, nos merecemos el premio de hoy”, dijo Soteldo.

En una noche destacada del atacante Marinho, que hizo suya la banda derecha, los brasileños sometieron sin piedad a los xeneizes de Miguel Ángel Russo, que carecieron de alma y jugaron con diez hombres desde el minuto 56, cuando el colombiano Frank Fabra fue expulsado.

En la primera final brasileña de Libertadores desde 2006, cuando Internacional venció a Sao Paulo, Santos y Palmeiras, en clásico paulista, lucharán por el título el 30 de enero en el mítico Maracaná, en Rio de Janeiro.

“Quisiera felicitar al fútbol brasilero, porque (la final) podría haber sido un Boca-River… Es una victoria nuestra”, sostuvo Cuca, en referencia a que el Verdao eliminó a los millonarios.

Con información de AFP