Lesionado en el aductor el pasado jueves con la selección uruguaya frente a Colombia, descartado por ese motivo para los dos restantes duelos ante Argentina y Brasil de la clasificación para el Mundial de Catar 2022

Ya golpea balón, al margen del grupo, el central José María Giménez, del que sigue pendiente Diego Simeone para armar el once del Atlético de Madrid para el partido de la Liga de Campeones del próximo martes con el Liverpool, en el que no estará Stefan Savic, sancionado, y sí Marcos Llorente.

Lesionado en el aductor el pasado jueves con la selección uruguaya frente a Colombia, descartado por ese motivo para los dos restantes duelos ante Argentina y Brasil de la clasificación para el Mundial de Catar 2022, Giménez es la duda del Atlético para el compromiso europeo contra el conjunto inglés, a falta de cinco días.

Este jueves, en la jornada libre del equipo, saltó al césped, golpeó la pelota e hizo cambios de ritmo en su puesta a punto al margen del grupo, aún sin desprender la sensación de estar completamente recuperado de la lesión muscular, aunque con el margen que aún le resta para poder estar a disposición para el encuentro.

Las próximas sesiones determinarán si estará listo para el choque contra el Liverpool, con la necesidad que tiene el Atlético de él, porque es baja Stefan Savic, que está sancionado, pero también lesionado -terminó el último duelo contra el Barcelona con una dolencia muscular-, y porque la idea de Simeone es sostener el sistema 5-3-2 que ya implantó con constancia desde el pasado curso.

Si no está Giménez, la alternativa es Geoffrey Kondogbia, tal y como probó el pasado martes en el entrenamiento matutino en la Ciudad Deportiva de la localidad madrileña de Majadahonda; si se recupera a tiempo, el uruguayo sería la opción, aunque siempre que no haya riesgos ni haya que forzar para que pueda jugar ese partido, en el que son titulares indudables Felipe Monteiro y Mario Hermoso.