El coronavirus ha tenido una inflexión directa en el desarrollo del fútbol y ha sumado su primera víctima en las Eliminatorias Concacaf. La selección de Santa Lucía ha quedado eliminada de la fase de grupos para la clasificación al Mundial de Qatar 2022. Quedó afuera porque no pudo afrontar los gastos necesarios derivados de los protocolos por el COVID-19.

En lo que va de esta pandemia, los caribeños tuvieron 4121 infectados y 55 muertos. Es un número alto para un país que tiene solo 181 mil habitantes. Para evitar un brote que termine colapsando los sistemas de salud, el gobierno decidió restringir la entrada al país y las selecciones de otros países no son excepciones.

Santa Lucía tenía que buscar otro país para jugar de local, algo que ya realizaron Cuba, Islas Vírgenes, entre otros. La selección caribeña no recaudó el dinero suficiente para afrontar estos gastos y se terminó dando de baja de la lucha para clasificar al Mundial. Iban a debutar este miércoles contra Nicaragua de visitantes.

Con información de Fútbol Centroamérica