Un grupo de aficionados con lemas como “directiva y jugadores, la vergüenza de 121 años de historia” y “menos lujo y más orgullo”

Una veintena de aficionados del Barcelona recibieron este mediodía con gritos y pancartas de protesta a los jugadores y los directivos en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí, después de la bochornosa derrota de ayer ante el Bayern de Múnich, en Lisboa.

En las pancartas se pudieron leer lemas como “directiva y jugadores, la vergüenza de 121 años de historia” y “menos lujo y más orgullo”.

Los aficionados se concentraron en la puerta de salida de los coches en la ciudad deportiva, desde donde increparon a los jugadores y los directivos que pasaron por allí con sus vehículos para dirigirse a sus respectivos domicilios.

A causa de ello, algún aficionado les gritó que lo que debían hacer era “trabajar” y no irse a casa.