En medio de la cuarentena y el confinamiento por el nuevo coronavirus, la escasez de deportes se ha centrado en suspensiones, rememorar anécdotas y poco a poco el regreso de las actividades en distintos países 

En Venezuela los distintos actores que hacen vida en el fútbol nacional han sido protagonistas semana a semana con declaraciones, desacuerdos, suspensiones, pero difícilmente para ponerse de acuerdo en algún tema que beneficie nuestro balompié. 

Al principio de la cuarentena el primer protagonista, Rafael Dudamel, comenzó a sacar declaraciones de su paso por el banquillo nacional, algo que anteriormente dijo no volvería a mencionar, fue señalado por Miku Fedor de embarcarlo en España y en Brasil lo acusaron de autoritario. 

Arango también protagonizó algunas declaraciones en medio del confinamiento, asegurando que hubiera querido tener un partido de despedida y estamos claros que el “Capi” lo merece, sin embargo desde la FVF se han lavado las manos y han querido echarle la culpa a Dudamel, argumento rechazado contundentemente por Juan Arango. 

La Federación siempre protagonista, aún no por algo bueno, fue acusada por los subcampeones del Mundial Sub 20, por no haberle cancelado sus premios, a pesar de responder que los cancelarían, quedó claro que tuvo que hacerse pública la situación para poder resolverla.

Foto: @SeleVinotinto

Pero la federación continuaría, al anunciar la suspensión de la liga, decisión rechazada por la directiva de la misma, lo que nos da como conclusión de que no hubo una decisión conjunta nuevamente. 
Ante todo esto, debemos sumar eternas discusiones entre periodistas que quieren convertirse en dueños de la verdad, comparando todos los procesos de la selección nacional y el eterno debate de ¿Cual fue el mejor? A pesar de que ninguno nos llevó al mundial. 

Mucho más productivo sería tomar los mejores aspectos de Páez, Farías y Dudamel y aprender lecciones y quedarnos con lo bueno y como dice la canción “Echa pa allá todo lo malo”. 

“El Pájaro Verá” uno de los históricos de la selección también se puso la titular en estos “dimes y diretes” y criticó a Amorebieta, Salo Rondón y Tomás Rincón por la salida de “Chita” San Vicente. 

Y en esta “Cama” hecha y conocida por todos al multicampeón del futbol nacional, parece no haberse aprendido nada pues Josef, Salo y Rincón siguen “sin conocerse”, luego de las diferencias expuestas en la última parte del proceso de Dudamel. 

Ante todas estas circunstancias tendrá que que sobrevivir José Peseiro, un DT que comenzó a ser criticado por un sector de la prensa que esperaba quizás a un Guardiola, o a un Klopp (ironía) y que consideran que un europeo que llegó a ocupar el segundo puesto en el banquillo del Madrid no tiene pergaminos para llevar las riendas de un equipo que no ha ido a un mundial. 

Esos mismos periodistas rogaban posteriormente una entrevista al DT portugués y no dejaban de tomarse la foto de costumbre, luego de exponer argumentos absurdos en contra del nuevo DT. 

Quizás la forma como llegó Peseiro a la selección no fue la más adecuada, pero al revisar el currículum, sus pergaminos ilusionan, no ha sido el rey de las Champions pero sí indica que puede realizar un trabajo serio. 

Luego de todos estos “dimes y diretes” esperamos que todos los factores que hacen vida en el fútbol nacional se unan de una vez por todas y que se enfoquen en el objetivo central: “Qatar 2022”, ya una vez Dudamel lo llamó “Objetivo de todos”, pero parece que la soberbia y las ganas de figurar de algunos ponen en segundo plano a la selección. 

Foto: @tomasrincon8

Es la hora de apoyar a la nuestra con humildad y respeto, perdiendo el miedo como enseñó Páez, ganándonos el respeto que nos dio Farías, demostrando la talla mundial que gritaba Dudamel y sobretodo respetando el trabajo de Peseiro.

Aprendamos de una vez por todas qué más que farándula, nuestra selección es fútbol y el sueño de su fanaticada es verla en un mundial y que la grandeza de su escudo puede siempre superar la calidad de sus dirigentes.