El campeón del mundo (2010) y doble campeón de Europa con la Roja (2008 y 2012) sufrió un infarto agudo durante un entrenamiento del Oporto y fue inmediatamente trasladado al hospital donde fue intervenido. Según la prensa portuguesa, Casillas fue operado para ponerle un catéter

La leyenda del fútbol español, Iker Casillas, salió este lunes 6 de mayo del hospital portugués al que ingresó el pasado miércoles tras sufrir un infarto al miocardio, durante un entrenamiento con el Oporto y reconoció, emocionado, que no sabe cómo será su vida a partir de ahora.

“Hace unos días tuve un acontecimiento, me tocó a mí y aquí estamos. Es difícil hablar, estoy muy agradecido, he tenido mucha suerte. Me han hecho sentir muy querido los que se han preocupado. Me emociono un poco, no quiero olvidar al hospital, al doctor Nelson, la gente del Oporto, a los médicos y a todos”, señaló a los periodistas que le esperaban delante del hospital privado de Oporto en el que se recuperaba.

La leyenda del fútbol español, Iker Casillas, salió este lunes 6 de mayo del hospital portugués al que ingresó el miércoles tras sufrir un infarto al miocardio durante un entrenamiento con el Oporto y reconoció, emocionado, que no sabe cómo será su vida a partir de ahora.

Con información de AFP