Koeman fue destituido tras una racha de resultados negativos y un funcionamiento decepcionante que tienen al club en puestos poco acostumbrados tanto en Champions como en La Liga

El FC Barcelona está pasando uno de los momentos más oscuros en toda su historia, prueba de ello fue su última derrota ante el Rayo Vallecano, un equipo que no derrotaba a los culés desde 2002, pero que en 2021 logra vencer ese maleficio de la mano de Radamel Falcao.

Esta derrota llega seguida del revés en el Clásico ante un Real Madrid que tampoco mete mucho miedo. A esto se le suman las goleadas ante Bayern Munich y Benfica en Champions, competición que solo han podido sumar una victoria pírrica ante el modesto Dinamo Kiev de Ucrania por la mínima diferencia.

La derrota contra el Rayo ha traído como consecuencia la destitución de Ronald Koeman, un DT que hasta ahora ha llevado al Barca a jugar a nada, pero que sin embargo se atrevió a tomar las riendas de un equipo en ruinas, que a principio de temporada le sumó el hecho de perder al mejor jugador del mundo, Lionel Messi.

Laporta, presidente del Barcelona había dado un voto de confianza al holandés, por el compromiso y la gallardía de seguir en el banquillo ante las adversidades, pero ya dos partidos más en cero, hacen perder la confianza y deriva en el despido del excentral e histórica pieza culé, al que definitivamente le fue mucho mejor como jugador que como entrenador.

La pregunta es ¿Hacia donde va este Barcelona? ¿Quién debe sustituir a Koeman en el banquillo? La oncena azulgrana cuenta con un talento joven envidiable, y jugadores que en su selección cumplen, el mal fútbol era achacado por los especialistas, a Ronald Koeman.

Pero ya el holandés no está, es historia, se espera un conocido de la casa como Xavi, también se mencionaba a Andrea Pirlo y Marcelo Gallardo, pero el que se encuentra más cerca es Sergi Barjuan, quién debe ser el interino hasta que se solucione de manera definitiva el tema del banquillo.

Con la deuda actual es difícil pensar en un Antonio Conte, Jurgen Klopp o Pep Guardiola, sin embargo, a pesar del mal momento, el talento de esta nueva camada de jóvenes hace pensar que los culés saldrán de esta pronto, eso si, deben conseguir un correcto entrenador que sepa gerenciar los talentos desde el terreno de juego, y así de esa manera poder ver al escudo y los colores del Barcelona en el sitial que merecen y del que nunca debieron salir.