Las ausencias de jugadores importantes, por lesión o decisión técnica, condenaron al equipo de Zinedine Zidane en Palma, donde no perdía desde la temporada 2005-2006

El Mallorca derrotó al Real Madrid por 1-0 en el estadio Son Moix con un gol del marfileño Lago Junior en la primera parte, sumando tres puntos de oro en su lucha por abandonar la zona de descenso ante un rival que se dejó el liderato en la isla -el Barça está al frente de la clasificación – y su condición de invicto.

También, en la derrota madridista influyó la expulsión de Álvaro Odriozola por doble tarjeta amarilla en el minuto 74.

El gol de Lago Junior fue suficiente para que la afición mallorquinista, que llenó Son Moix, celebrara un triunfo, el tercero de la temporada, ganado a pulso.El Real Madrid, con marcado acento brasileño- Militao, Marcelo, Casemiro, Vinicius en el once, y Rodrygo en el banquillo- reservó a jugadores determinantes en sus filas.