A un día de la dimisión de Bartomeu, la oncena azulgrana alcanza un triunfo importante a domicilio ante el rival más complicado del grupo

Al día siguiente de la dimisión de su presidente Josep Maria Bartomeu, el Barcelona aparcó la crisis institucional para lograr un convincente triunfo en Turín frente a una Juventus con varias bajas, la principal de ellas la de Cristiano Ronaldo, que sigue infectado por el COVID-19.

Un gol del francés Ousmane Dembélé (14) abrió el marcador y lo cerró Leo Messi de penal (90+1) para afianzar al Barça en la punta de su llave con tres puntos de ventaja sobre la ‘Juve’ en la llave G.

En el Barca se pudieron activar y mostrar un juego colectivo mucho más efectivo con el que se impusieron a los campeones de Italia y en el que finalmente obtuvieron una importante victoria a domicilio que les deja un registro perfecto en dos partidos.

Con información de AFP