Cuando muchos dudaban de la buena actuación de los Spurs en cuartos de final, debido a la ausencia de su goleador Harry Kane, la presencia del coreano resultó determinante en ambos compromisos donde no tuvo inconvenientes en colocarse la capa de héroe y llevar a su equipo a jugar su primera semifinal en la historia de la Champions

Luego de su paso por Alemania, el coreano Heung Min Son tuvo actuaciones muy correctas en la Premier con el Tottenham del argentino Mauricio Pochettino, sus participaciones en el terreno de juego siempre derivaban en goles o asistencias, convirtiéndose en un delantero al que no le pesa jugar en una de las mejores ligas del mundo.

Sin lugar a dudas, Son se ha convertido en una realidad, en el pasado quedaron esos tiempos en donde el coreano era una promesa y sus goles junto a sus contundentes actuaciones lo colocan en el futbolista de moda para los hinchas del Tottenham.

Pero su actualidad no queda en estos tiempos, el coreano pretende seguir avanzando y para ello su disciplina y constancia son las herramientas con la que pretende seguir adelante en pro del fútbol, y siempre con el agradecimiento y respeto hacia su fanaticada.

“Cuando jugamos en la Champions son las 5 am en Corea y hay gente que se levanta para verme en la tele. Debo darles lo mejor de mi, me tomo esa responsabilidad”, así declaraba el coreano que no teme a los desafíos.

Por acumulación de tarjetas, el futbolista asiático se perderá el primer encuentro de semifinales ante el Ajax, sin embargo, en la vuelta volverá a ser el arma no tan secreta de los dirigidos por Pochettino que esperan seguir haciendo historia en la UEFA Champions League.