Los merengues dominaron el encuentro prácticamente desde el inicio, llegando con relativa facilidad a la meta contraria, pero acabaron pagando su falta de definición ante un Alcoyano que fue todo corazón

El Real Madrid cayó inesperadamente este miércoles en dieciseisavos de final de la Copa del Rey, al perder 2-1 contra el modesto Alcoyano, de la 2ª división B, equivalente a la tercera categoría del fútbol español.

El brasileño Eder Militao abrió el marcador para los blancos (45), pero José Solbes empató (81) enviando el partido a la prórroga, donde Juanan remató en boca de gol para hacer el 2-1 (115) que dio el pase al modesto equipo alicantino.

El Alcoyano acabó marcando el gol de la victoria cuando ya jugaba en inferioridad, por la expulsión por doble amarilla de Ramón López (110).

La eliminación en su primer partido de Copa esta temporada supone un nuevo mazazo para el equipo blanco, que el jueves de la semana pasada había sufrido una dolorosa derrota en la semifinal de la Supercopa de España, ante el Athletic de Bilbao, a la postre ganador del trofeo.

“Esto es el fútbol, hay cosas muy difíciles, jugando contra un equipo de Segunda B tenemos que cerrar el partido normalmente, pero no ha sido así, no es una vergüenza”, aseguró tras el partido un cariacontecido Zinedine Zidane.