El ciclista profesional de BMX, Daniel Dhers, se valió de su cuenta oficial de Twitter el viernes 12 de marzo para denunciar una situación de negligencia vivida con una trabajadora de Avior Airlines, en el Aeropuerto de Maiquetía.

“Estimado Avior Airlines, quiero reportar una irregularidad y hacer una queja formal en contra de la muy amable empleada Sugey Oropeza, coordinadora de seguridad en el aeropuerto de Maiquetia”, señaló Dhers en un primer tweet.

En este sentido, narró que no se le permitió abordar con su casco como equipaje de mano “por regulaciones explicitas de la aerolínea”, las cuales asegura pidió comprobar.

“Me confirmó que no contaba con el manual de operaciones en el Terminal Internacional. También falló en mostrarme la regla explícita que decía que cascos no son aceptados en la aeronave. Ella solo logró conseguir lenguaje vago de su web y se ensañó en no dejarme subir mi casco”, continuó.

Asimismo, el profesional del BMX aseguró haberle manifestado a la trabajadora que ya había viajado anteriormente en la aerolínea con su casco como equipaje de mano, a lo que ella ella alegó que “las regulaciones habían cambiado”.

“Ella decidió que mi casco era un arma contundente y tenía que ser chequeado en el equipaje facturado. Le expliqué lo delicado y único que son estos cascos y el problema de que un mal golpe en el equipaje me lo rompa y deba esperar meses para obtener uno nuevo”, expresó.

En este sentido, Dhers asevera haberle solicitado a la empleada de la aerolínea contactar al capitán de la aeronave, pero que esta se negó rotundamente, pero que “si pasaba por donde estaban le podían preguntar.”

“Logré contactar al Capitán a través de un amigo y él confirmó que no tenía ningún problema en que yo subiera con mi casco como equipaje de mano. Ella soberbiamente dijo que “él no manda” y que se hace lo que ella dice”, comentó.

“(…) Alega que es por mi seguridad lo del casco, pero se bajaba la mascarilla para hablarme lo cual viola el mandato de usar mascarillas ignorando así la bioseguridad mía y de todos”, añadió.

Finalmente, explicó que el casco logró ser embalado y despachado. “Por suerte llegó bien, pero es un riesgo que no deseo volver a asumir. Estos cascos son enviados en maletas especiales para estar enviándolo así”, dijo.