El Tottenham dio el primer paso para jugar sus primeras semifinales europeas desde 1984. Defenderá su renta el próximo miércoles en el Etihad Stadium

El Tottenham superó 1-0 al Manchester City, este martes en Londres en la ida de los cuartos de la Liga de Campeones, con un gol del surcoreano Soo Heun Ming, en un partido en el que el argentino Sergio Agüero desperdició un penal, despejado por Hugo Lloris.

En el nuevo Tottenham Hotspur Stadium, en su puesta de largo europea, Citizens y Spurs, segundo y tercero de la Premier League, demostraron que quizás se conocen demasiado. Libraron una áspera batalla y cuando parecía que el partido se dirigía al empate sin goles, Soo Heung Min (78) dio la primera estocada a la eliminatoria.

“Nunca nos dimos por vencidos, peleamos 90 minutos y fuimos más eficaces. Es increíble jugar en este estadio”, señaló el héroe de la noche, Soo Heung Min.

Tras haber ganado la Copa de la Liga, clasificarse para la final de la Copa y estar peleando la Premier con el Liverpool, el City deberá remontar en Champions para seguir aspirando al póquer de títulos este curso.

“El resultado no es el mejor, pero si quieres llegar a la última etapa, tienes que hacer este tipo de remontadas. A veces un 1-0 es mejor que el 0-0, porque así sabes lo que tienes que hacer exactamente”, dijo el técnico del City Pep Guardiola.

El Tottenham dio el primer paso para jugar sus primeras semifinales europeas desde 1984. Defenderá su renta el próximo miércoles en el Etihad Stadium.

Este martes ninguno de los equipos pudo contar con la eficacia de sus mejores artilleros. Mientras que Agüero falló un penal en el 13, Harry Kane, tras protagonizar un notable partido, tuvo que dejar el césped en el 56 por una lesión en el tobillo izquierdo.