La edición de este año se disputó en Emiratos Árabes Unidos y reunió por primera vez a 24 selecciones, ganando Catar el torneo luego de vencer en la final 3-1 a Japón

China, que ambiciona organizar un Mundial, acogerá la Copa de Asia en 2023 luego de que el resto de países aspirantes abandonaran su candidatura, confirmó este martes la Confederación Asiática de Fútbol (AFC).

Es la segunda vez que China acogerá este torneo continental que se celebra cada cuatro años, tras la edición de 2004, en la que terminó segunda por detrás de Japón.

“Es un gran honor para China organizar la Copa de Asia-2023. Estamos listos y confiados”, dijo el chino Du Zhaocai, miembro del Consejo de la FIFA, en el Congreso extraordinario de la AFC en París.

El pasado mayo, Corea del Sur abandonó su candidatura para organizar la Copa, dejando a China como única aspirante.

Antes, Tailandia e Indonesia habían manifestado su interés en acoger el evento, pero ambos acabaron renunciando.

Desde 2017, el presidente Xi Jinping, muy aficionado al fútbol, viene declarando con regularidad su intención de ver a China, que solo ha disputado el Mundial en 2002, convertirse algún día en uno de los países más fuertes del planeta en este deporte.

La Copa de Asia-2019 se disputó en Emiratos Árabes Unidos y reunió por primera vez a 24 selecciones, ganando Catar el torneo luego de vencer en la final 3-1 a Japón