El ecuatoriano Independiente del Valle terminó haciendo un buen negocio este miércoles al empatar 0-0 en su visita al venezolano Caracas FC en la ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana-2019

Pese a su control, el equipo entrenado por el español Miguel Ángel Ramírez se quedó con ganas de gol en el Estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela, en Caracas. Sin embargo, sacó un resultado valioso para la vuelta del próximo 17 de julio en la altura de Quito (2.650 metros). 

El arquero anfitrión, Alain Baroja, fue clave para mantener su valla imbatida.

En el minuto 78, el delantero panameño Gabriel Torres gritó gol luego de empujar a la red a bocajarro un balón servido desde el costado derecho, pero la acción fue anulada por fuera de juego. Al borde del final, en el 90+2, un tiro libre de Luis Fernando León pegó en el poste.

La mejor oportunidad del Caracas fue un pase de Robert Hernández al delantero colombiano Jesús Arrieta en el área, en jugada iniciada por Daniel Saggiomo.

Arrieta cayó y el juez principal, el boliviano Ivo Méndez, ignoró los reclamos de penalti sin necesidad de acudir al videoarbitraje (VAR), que se ponía en práctica por primera vez en Venezuela.

El 0-0, no obstante, era buen negocio para Independiente del Valle. Quito fue mortal para su rival en la fase previa de la Sudamericana, Universidad Católica de Chile, equipo que ganó 3-2 en Santiago sin poder revertir la aplastante derrota 5-0 sufrida previamente en la capital ecuatoriana.