La derrota llegó en el tradicional partido de los “Monday Night Football” con el que se cerró la Semana 10 de competición de la NFL.

El último equipo invicto de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), los 49ers de San Francisco, perdieron esa condición en su propio campo del Levi’s Stadium al caer derrotados en la prórroga por 24-27, ante los Seahawks de Seattle.

El pateador Jason Myers, convirtió un gol de campo, luego que Chase McLaughlin, había fallado otro en el comienzo de la prórroga, que lo convirtieron en el héroe y villano de la noche.

Myers, dio a Seattle (8-2) su segundo triunfo seguido en prórroga, luego que el mariscal de campo Russell Wilson. colocó a los Seahawks en posición de intentar el gol de campo, al realizar un acarreo de 18 yardas en tercera y tres.

Wilson, que es dueño minoritario de los Sounders FC de Seattle, nuevos campeones de la MLS Cup, dijo que el triunfo había estado inspirado en el que el domingo consiguió el equipo de fútbol, al lograr el segundo título en las últimas cuatros temporadas con tres participaciones en la gran final.

“Son un ejemplo a seguir por todos nosotros y de ahí que nos obligaron a hacer el mejor esfuerzo en el campo y conseguir la victoria”, comentó Wilson.

Con información de EFE