Los Bucks estuvieron por debajo en el marcador 37 de los 48 minutos reglamentarios, pero siempre lo suficientemente cercanos a la remontada

El pívot cubano estadounidense Brook López surgió con su mejor baloncesto en lo que va de playoffs al aportar 29 puntos, incluidos 13 en el cuarto periodo, del primer partido de las finales de la Conferencia Este que su equipo de los Bucks de Milwaukee ganaron por 108-100 a los Rapttors de Toronto.

La victoria dio a los Bucks la ventaja de 1-0 en la serie al mejor de siete y el segundo partido se jugará el viernes en el mismo escenario del Fiserv Forum de Milwaukee.

López, que acabó con un doble-doble al capturar 11 rebotes, dio dos asistencias y puso cuatro tapones, dominó por completo el duelo individual al pívot español Marc Gasol e hizo la diferencia en los momentos decisivos de los dos últimos minutos del partido cuando los Bucks rompieron el marcador a su favor.

El ala-pívot griego Giannis Antetokounmpo también respondió como líder del equipo al conseguir otro doble-doble de 24 puntos, 14 rebotes -10 defensivos-, repartió seis asistencias, recuperó dos balones, perdió cinco y puso tres tapones.

El equipo con la mejor marca de la temporada regular, que había estado la mayoría del partido por detrás en el marcador, hizo lo justo en los últimos minutos para asegurar una victoria de oro.

De nuevo, el alero Kawhi Leonard con 31 puntos, nueve rebotes -ocho defensivos-, dos asistencias y tres recuperaciones de balón fue el líder de los Raptors, pero sin que esta vez pudiese conseguir la canasta milagrosa del triunfo como hizo en el séptimo y decisivo de la eliminatoria de semifinales ante los Sixers de Filadelfia.

El base Kyle Lowry, quien jugó su mejor partido de playoffs llegó a los 30 puntos, con ocho rebotes, pero solo dos asistencias.

Mientras que el ala-pívot camerunés Pascal Siakam acabó como tercer máximo encestador al aportar 15 puntos y completar la lista de los tres jugadores de los Raptors que tuvieron números de dos dígitos.

Los Bucks estuvieron por debajo en el marcador 37 de los 48 minutos reglamentarios, pero siempre lo suficientemente cercanos a la remontada hasta que encontraron la manera de jugar su mejor baloncesto del partido, cuando realmente cuenta en los playoffs, en los minutos finales y decisivos