¿Falta de amor a la camiseta, falta de engranaje en las piezas o simplemente que no se dan las circunstancias? Lo cierto es que Venezuela solo cuenta con dos títulos en los últimos 20 años

El beisbol es un deporte reconocido en Venezuela como “Pasatiempo Nacional”, muchas son las individualidades que brillan en las Grandes Ligas, desde premios CY Young, líderes en bateo, guantes de oro, MVP y hasta triplecoronados. Todo esto hace enorgullecer a los venezolanos, pero ese brillo individual en el mejor beisbol del mundo no ha podido ser trasladado al plano colectivo en Serie del Caribe o Clásico Mundial.

Pero hoy nos concentraremos en el clásico caribeño, un torneo en donde Venezuela tiene un solo campeonato en los últimos 12 años y en el que se han perdido todas las expectativas de triunfo, debido a los constantes y repetitivos fracasos.

Los Cardenales de Lara tocaron las puertas de la gloria y fueron hasta último momento la esperanza de volver a levantar el trofeo, pero los Toros del Este de República Dominicana les frustrarían el sueño a los crepusculares y a todo un país que sigue viviendo la fiebre de su torneo local, pero sin levantar trofeos internacionales.

En los últimos ocho torneos, Cuba y Panamá han regresado y hasta ellos han logrado llevarse la serie con Vegueros de Pinar del Río y Toros de Herrera. Mientras esto sucede, Venezuela sigue con dificultades de reunir un buen equipo, de juntar refuerzos y mucho más, con la tarea cuesta arriba de levantar un trofeo.

Los Tigres de Aragua del 2009, fueron los últimos en traer una Serie del Caribe para Venezuela y ante esta sequía de triunfos y a pesar de la final alcanzada por Lara en 2020, surge la pregunta ¿Es Venezuela la cenicienta moderna de la Serie del Caribe? La respuesta es mejor dejarla a la libre interpretación, sin embargo, no consideramos esta crítica como algo aislado, más bien como una preocupación ante una sequía dentro de un deporte que es el más practicado en nuestro país, pero en el cual las actuaciones colectivas han brillado por su ausencia.

Pero ¿Donde están los jugadores de la Gran Carpa de Venezuela en la Serie del Caribe? “Ha mermado muchísimo la participación de los grandes ligas en la Serie del Caribe y en la liga venezolana”, expresó Magglio Ordoñez el pasado martes en el Estadio Teodoro Mariscal. “Eso se debe a las restricciones de la fatiga y otras cosas, además del tema de la pandemia también nos ha afectado bastante”, declaró Ordoñez, exgrandeliga venezolano y propietario de Caribes de Anzoátegui a Espn Digital.

El periodismo deportivo no está solo para aplaudir los grandes triunfos, también está para mostrar interrogantes, realizar críticas constructivas y por supuesto, para esperar lo mejor de nuestros equipos nacionales y nadie puede negar que lo de Venezuela en Serie del Caribe ha sido un fracaso en los últimos años.

La última actuación de Caribes de Anzoátegui, un equipo triunfador en la pelota local, demuestra que la competitividad en el Caribe sigue siendo una deuda para Venezuela, la actuación de “La Tribu” dejó mucho que desear, perdiendo en el debut contra unos panameños que ni liga tuvieron, y solo logrando un triunfo por la mínima ante Colombia, un país que sigue experimentando un peligroso progreso en su beisbol.

Desde aquí esperamos que la realidad sea otra a corto plazo, entendemos que nuestra pelota nacional ha sido sobreviviente a la crisis que nos acapara a todos, pero sin embargo, podemos ver que desde las gerencias se han trazado planes para ser victoriosos en el patio, receta que no se ha podido repetir afuera.

Si nos vamos más atrás, la realidad es clara, en los últimos 20 años, Venezuela ha levantado tan solo dos series, mientras que México por ejemplo ha ganado un total de seis, Dominicana tiene ocho y Puerto Rico suma la misma cantidad que Venezuela, pero se han venido levantando de la sequía.

Esperamos que la situación se revierta y que en un futuro podamos escribir sobre el cambio de rumbo de historia y que Venezuela vuelva nuevamente al lugar que le corresponde en el beisbol del Caribe.