Primero fue Omar Vizquel y ahora el protagonista de su veneno es el jugador nativo de La Sabana

A sus 91 años, el periodista venezolano Juan Vené, sigue demostrando que nada le importa haberse hecho un nombre en el periodismo deportivo latinoamericano y sus dardos contra peloteros venezolanos y paisanos suyos, son cada vez más fuertes.

No decimos que no pueda existir una crítica constructiva, pero de allí al insulto y la descalificación, se pierde la esencia periodística de alguien que habla desde las víceras y no desde la razón.

Además utilizar el nombre de Roberto Clemente y la figura que representa el legado de esta leyenda, es algo que resulta verdaderamente inaudito.

A continuación les presentamos las lamentables lineas que escribió Juan Vené sobre Ronald Acuña, saquen ustedes sus propias conclusiones.

De Roberto Clemente para Ronald Acuña

Ronald…: Por si no lo sabes aún, y es que das la impresión de no saber nada, “perro caliente” en el beisbol quiere decir ser despreciable, no merecedor de vestir un uniforme de pelotero y menos en Grandes Ligas.

Para mí no eres eres eso ni cosa parecida, ya que afortunadamente no tengo que jugar ni a tu lado ni en el equipo contrario. ¡Gracias a Dios! En mi época hubo muy pocos como tú. Y ahora tampoco son muchos los que quieren ser tan irresponsables consigo mismos y ridículos ante los demás.

Cuando te paras a batear frente a un lanzador, ese que está sobre la lomita es un señor, merecedor de todo tu respeto. Puedes sacarle la pelota de jonrón o ser strikeout, de todas maneras no tienes por qué hacer algo que lo ofenda, como él tampoco en tu contra.

Lo que haces también te ofende a tí, pareces un analfabeta, y sin educación casera. Tus facultades para el beisbol no las estudiaste, las traes de nacimiento, pero no te autorizan a ser mal educado, abusador.

Tus ridiculeces desagradan a tus compañeros de equipo, a tu mánager, a tus coaches, y a los espectadores.

Declaraste que te niegas a cambiar y que crees estás en lo correcto. Otra vez mal educado, torpe.

Respetando a la humanidad agradecerías a Dios las habilidades que te obsequió y su bondad al convertirte en multimillonario.

Si no lo hicieres, no serías merecedor ni de salir de tu casa, y menos aparecer ante un público en un espectáculo.

Tampoco sigas haciendo señales de la Mara Salvatrucha cuando te hacen fotos. En este país eso podría ser fatal para tí. Yo se por qué te lo digo.

Ojalá cambies, aún cuando no quieras. Y esta carta no ha sido un regaño, ni un insulto, sino una consejera de quien, como tú, también vivió las delicias de las Grandes Ligas… Roberto.-“

Finalmente, ante estas lamentables líneas, solo queda intentar entender a un personaje que cosechó grandes éxitos y que él mismo ensucia su carrera al final de la misma.

Un hecho distinto y más elegante de parte del señor periodista, hubiera sido plantear esta columna de otra forma y con respeto, destacando la calidad humana de Clemente, dentro y fuera del campo, algo que a 47 años de su fallecimiento, aún sigue vigente.

Las formas de Ronald Acuña, podrán gustar o no, pero el talento de este venezolano es indiscutible, y el respeto debe ser siempre una norma y en este caso debe ser el ejemplo de un periodista que algún momento fue imagen de muchos amantes del béisbol.