Muchos especialistas dan como ganador al conjunto texano, pero no se puede descartar a la novena de la capital, pues en estas series cortas determina mucho el pitcheo y ambos equipos son excelentes en ese aspecto

Los astros Max Scherzer, por los Nacionales de Washington, y Gerrit Cole, por los Astros de Houston, serán los abridores este martes en sus respectivos equipos en la Serie Mundial de béisbol en su 115ª edición.

La gran fiesta de octubre en las Grandes Ligas depara emoción a granel con ese duelo de grandes estrellas.

La designación de esos abridores fue la más lógica entre estos dos equipos con el mejor pitcheo para afrontar la postemporada.

Los Astros se impusieron 6×4 el sábado a los Yankees de Nueva York, para llevarse el gato al agua en la Liga Americana con balance de 4-2, mientras que los Nacionales llevan una semana de descanso -para algunos es bueno para otros no- luego de haber barrido 4-0 a los Cardenales de St. Louis.

Pitcheo determinante

Los Astros cuentan con un trío de lanzadores intimidantes con Justin Verlander, Cole y Zack Greinke, los dos primeros entre los favoritos para llevarse el premio de pitcheo Cy Young en la Liga Americana.

El tercero no ha estado tan fino como los otros dos, pero es un pitcher de probada calidad.

En tanto, los Nacionales cuentan con Scherzer (tres veces ganador del Cy Young), Stephen Strasburg, Patrick Corbin y el venezolano Aníbal Sánchez, el primero y el último coquetearon en dos juegos seguidos contra los Cardenales con el “no-hitter”, por más de cinco entradas.

Ese cuarteto de estelares lanzadores llevan un promedio de 2,04 de efectividad en 61,2 entradas esta postemporada, números que ponen a los Astros en alerta.

A destapar la ofensiva

La ofensiva no ha estado tan presente como en la temporada regular, pero sí siempre ha aparecido el batazo salvador, como el Grand Slam de Howie Kendrick, por los Nacionales frente a los Dodgers y el bambinazo decisivo de Altuve por los Astros, en el noveno, para eliminar a los Yankees.

Si finalmente la ofensiva se va a imponer al pitcheo, los favoritos serían los Astros, ya que cuentan con una batería algo más poderosa que la de los capitalinos.

Potencia artillera presentan el grupo de los Astros con Altuve, George Springer, Alex Bregman, el veterano Michael Brantley, el boricua Carlos Correa y los cubanos Yuli Gurriel y Yordan Álvarez, este último un fuerte candidato al premio de Novato del Año en la Liga Americana, aunque en estos playoffs ha estado bastante apagado.

Los relevistas de los Nacionales están mucho más descansados que el de los Astros, ya que estos últimos tuvieron que trabajar más frente a los Yankees, además de haber perdido a Ryan Pressly, lesionado en el último juego ante los ‘Mulos’.

Factor experiencia

El factor experiencia también jugará su papel por lo que la balanza se inclina en ese aspecto a los Astros, que llegan a la Serie Mundial por segunda vez en tres años y tercera de todos los tiempos, mientras que los Nacionales son debutantes.

Los Astros van por su segundo título a este nivel, ya que se coronaron en el 2017 sobre los Dodgers de Los Ángeles. En el 2005 habían visitado el Clásico de Octubre, cuando jugaban en la Liga Nacional y perdieron ante los Medias Blancas de Chicago.

Por su parte, los Nacionales, de ganar la Serie Mundial, se convertirían en el sexto equipo que llega a los playoffs como comodín, llevándose la corona junto a los Marlins (1997 y 2003), Angelinos (2002), Medias Rojas (2004), Cardenales (2011) y Gigantes (2014).

El equipo que desde 1969 al 2004 se llamaba Expos de Montreal, comenzó su andar en la capital en el 2005.

La última vez que la Serie Mundial llegó a la capital de la nación fue en 1933, cuando los entonces Senadores de Washington perdieron ante los Gigantes de Nueva York, en cinco juegos.

Los Senadores, que después en 1972 se convirtieron en los Rangers de Texas, ganaron en 1924 cuando derrotaron a los Gigantes, siendo de la capital.

Los Nationals son una de las dos franquicias, y la única en la Liga Nacional, que nunca había jugado una Serie Mundial (en la Liga Americana son los Seattle Mariners).