La LVBP ya tiene finalistas, atrás quedaron Tigres y Navegantes para darle nuevamente protagonismo a dos equipos que no ceden espacios en la historia reciente del beisbol nacional

Nuevamente Cardenales y Caribes se citan en una final de nuestra pelota profesional, esta vez en un campeonato atípico marcado por el COVID-19.

Sin embargo, la pandemia no fue un pretexto para tener mal beisbol, todo lo contrario, las emociones estuvieron a la luz del día con par de series semifinales definiéndose en el séptimo juego.

Es así como por segundo año consecutivo, Cardenales y Caribes vuelven a protagonizar una final del beisbol venezolano. Ambas novenas vienen respaldadas de un excelente trabajo de su directiva, los cuales las han llevado a la cima de la pelota rentada.

Por un lado Cardenales, jugarán su quinta final consecutiva, en esta ocasión clasificando en el juego decisivo ante los Tigres de Aragua con marcador de 11 carreras a una.

Luego de una serie muy reñida y disputada a pulso en cada entrada, los crepusculares decidieron no sufrir en el séptimo y apalearon a la novena bengalí.

Ahora los larenses irán por el tricampeonato y así lo señalaron en sus redes sociales: “Nos separan cuatro victoria del tricampeonato”.

Por otro lado, los Caribes de Anzoátegui vuelven a frustrar los deseos de unos Navegantes del Magallanes a quienes las series contra la tribu se han convertido prácticamente en “Crónica de una muerte anunciada”.

En una serie en la que los eléctricos soñaban con trascender, los orientales demostraron que son protagonistas y quieren seguir en esa ruta. Viniendo de atrás llegaron al juego número siete, el bonito como lo conocen, y allí no tuvieron piedad para imponerse 10-4 y repetir final ante Lara.

De esta forma, los Caribes jugarán su segunda final consecutiva, la tercera en cuatro temporadas, la quinta en las últimas ocho y la sexta en las más recientes 11 zafras.