Las Grandes Ligas de béisbol (MLB) rebajaron este martes las expectativas de un pronto inicio de la temporada 2020, después de que se reportara un plan preliminar para arrancar en mayo con todos los juegos concentrados en el estado de Arizona

De acuerdo con un reporte de la cadena ESPN, la MLB estaría “cada vez más enfocada” en un plan para que los 30 equipos disputen todos los partidos en estadios sin público del área de Phoenix, aislando al máximo a jugadores, técnicos y árbitros de posibles contagios de COVID-19.

La idea, según dijeron a ESPN fuentes no identificadas, contaría con el apoyo de funcionarios federales de salud pública de alto nivel, que creen que los clubes podrían operar con seguridad a pesar de la actual pandemia de coronavirus.

Poco después, las Grandes Ligas afirmaron en un comunicado que no se ha desarrollado ningún plan detallado para ese escenario, ni tampoco han buscado la aprobación de funcionarios de salud o del sindicato de jugadores.

“La MLB ha estado considerando activamente numerosos planes de contingencia que permitirían que los juegos comiencen una vez que la situación de salud pública haya mejorado, al punto de que sea seguro hacerlo”, dijo la liga en el texto.

“Aunque hemos analizado la idea de organizar partidos en un lugar como una potencial opción, no nos hemos decidido por esa opción, ni hemos desarrollado un plan detallado”, afirmó.